martes, 28 de abril de 2009

3000 visitas... y parece que fue ayer


Parece que fue ayer cuando me decidí a hacer algo con mi vida. O a dar un pequeño paso para empezar a hacer algo.

En el sector publicitario,
hacer algo es una expresión recurrente que alude a la satisfacción de la creatividad a nivel personal, lejos de agencias, exigencias comerciales y clientes.
Es una expresión algo vaga, también, que denota el anhelo de escapar de la rutina y la decepción con la profesión; pero que al mismo tiempo no se dice con mucho convencimiento… una ambición perezosa, si es que puede existir tal cosa.

Rondan por las agencias leyendas y mitos sobre aquellos que lograron escapar de las fauces del marketing y dedicar su vida a ser guionista, al diseño delicatessen, a publicar novelas o a poner un negocio original. Son esos héroes a los que se admira y se envidia en secreto. Los que consiguieron lo que parecía inalcanzable:

El Gran Salto hacia la Gloria.

Ellos simplemente lo hicieron.

El mejor ejemplo es
Frédéric Beigbeder, creativo brillante que fue fulminantemente despedido de Young&Rubicam tras la publicación de su corrosiva novela 13,99 euros, que pone en evidencia todos lo vicios, los pecados y el vacío de la profesión. Un éxito de libro. La venganza definitiva, vaya. La mayoría de los creativos somos incapaces de reconocerlo y preferimos decir que el libro es una mierda o que parece que lo escribió un adolescente. Pues mire, a mí me gustó.

En esta línea, creo que
escribir este blog es una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. Empecé sin muchas esperanzas, en secreto, publicando las entradas con los ojos entornados, a trompicones; lo suficientemente rápido como para no arrepentirme después. Con muy poca fé y muy poco criterio, sin tener ni idea de lo que estaba haciendo y con bastante miedo. Después empecé a ver que la cosa se ponía en marcha, olvidé mis prejuicios y temores y empecé a escribir lo que me daba la gana en cada momento. Y lo mejor: a disfrutar con ello.

Hoy, saber que hay gente que me sigue, leer vuestros comentarios cariñosos o enterarme de que un antiguo amigo de la facultad ha llegado hasta aquí por casualidad me llena de ilusión.
Este blog es mi primer paso Chispas hacia ese anhelado
hacer algo con mi vida. Un tímido acercamiento, pero un acercamiento al fin y al cabo. Un pequeño ritual que me llena de ánimo.

La Chica Cortocircuito ha superado la barrera de las 3.000 visitas.
Es mucho más, mucho mejor de lo que podría haber imaginado.
Muchas gracias a todos por vuestro tiempo y vuestro interés.
Significa mucho para mí.
Gracias. De corazón.

7 comentarios:

superfan dijo...

No lo dejes nunca! Estoy segura de que lo conseguirás. Tu blog ha sido un gran descubrimiento. Ánimo pequeña.

Capitán Sögul dijo...

:)
A veces una imagen vale...

La Chica Cortocircuito dijo...

... más que mil palabras?

Camisas dijo...

hola, acabo de descubrir tu blog y me ha gustado. te invito a leer un fragmento de mi nue libro "La Luz de la Oscuridad" http://camisaspadrino.blogspot.com/2009/05/la-oscuridad-de-juan-yerba-verde.html

saludos!!!

albixoi dijo...

Parabéns e que isto só sexa o comezo dun percurso cheo de éxitos.

ESTEmiMUNDOinterior dijo...

no lo dejes ... yo acabó de descubrir que 11 mil y pico han leido mis pateticas experiencias.

Pero en fin ...

La Chica Cortocircuito dijo...

Este Mi Mundo Interior, tus patéticas experiencias son como un viaje a los infiernos más absurdos y como una inyección de adrenalina.
Esas 11.000 visitas están más que justificadas.