viernes, 24 de abril de 2009

City Girl

No lo puedo evitar: soy un animal de ciudad. Tengo fantasías recurrentes con bucólicos veraneos en el campo, pero a los cuatro días en el pueblo ya estoy que me subo por las paredes. El asfalto es mi territorio.

Además, soy una gran observadora, mis ojos devoran a todo aquél que se me cruza.
La combinación de estas dos características de mi personalidad convierten mis paseos por Madrid en un auténtico festival de percepciones. Me encanta fijarme en la gente de la calle, imaginar cómo serán sus vidas y sus más oscuros secretos. Me divierte infinito.
Si algo le sobra a Madrid es gente, así que mi hambre de observación se ve saciada con creces.

Aquí un esbozo del tipo de pensamientos que me asaltan en el trayecto casa-trabajo un día cualquiera:

-Ésa se está divorciando.
-Acaba de llegar a la ciudad.
-Está con él por la pasta.
-Yo diría que se quieren de verdad.
-Parece un verdadero encanto, me gustaría ser su amiga.
-Anda metido en malos rollo, fijo.
-El pobre está muy sólo desde que murió su mujer, y sus hijos quieren enviarle a una residencia.
-Vive sola con cuatro gatos en una buhardilla empapelada con mariposas y muebles de forja.
-El de la perilla es un artista frustrado.
-La señorona del visón es de la que piden que se lo corten fino en la charcutería.
-Todavía no ha salido del armario.
-Está arruinado y no lo quiere reconocer.
-Todo lo que tiene se lo merece.
-Es un bellezón, y lo sabe.
-El del traje se tiene en alta estima a sí mismo.
-Odia a todo el mundo.
-Le gustaría ser otra persona.
-Quiere ser la más guapa de la fiesta.
-Ésa siempre es la más guapa de la fiesta.
-Sin duda viene de una sauna después de cuatro días de fiesta.
-No se habla con su hermana.
-¿A que está liado con su secretaria?
-Va de compras para curar su ansiedad.
-Parece buena gente.
-Es comercial y está desesperado.
-Le pone los cuernos.
-Parece feliz, ¿cómo lo hará?
-Tiene toda la pinta de haber sido el pardillo de la clase, y ahora se venga a golpe de gimnasio.
-Trabaja en una revista de moda... pero le pagan 600 euros al mes.
-Aquél ya no sabe qué hacer para ser diferente.
-Vive obsesionada con su ex.

4 comentarios:

yonson dijo...

A mi me gusta adivinar las profesiones en el tráfico. Que últimamente es mucho, buff como extraño el metro de madrid y las distancias cortas.
Las recurrentes son: vendedor de seguros, secretaria bilingüe, contador, ama de casa insatisfecha, etc

La Chica Cortocircuito dijo...

Sí... el metro de madrid funciona bien, aunque yo siempre que puedo intento ir caminando. Cosa que en DF me imagino es bastante poco probable...

Anónimo dijo...

Si yo fuera chico, me enamoraria de esta chica, me emociona lo que escribe, me sorprende lo que piensa y me encanta su perfil. No se... seguramente acabaré cambiando de sexo y tirándole los tejos. Besos chicacortocircuito

La Chica Cortocircuito dijo...

Vaya!
No se puede empezar mejor un lunes. A mí me emociona emocionarte, pues ese es el objetivo de este blog...
¡Muchas gracias!