domingo, 26 de julio de 2009

El luchador



Esta mañana me desperté con la imagen de Randy en mi cabeza. Randy crucificado, lleno de llagas, cubierto de vendas, exalando el último suspiro de gloria, golpeado por la vida, desoladoramente solo, suplicando cariño. Randy hinchado, desfigurado, con las raíces sin teñir, con cicatrices en el cuerpo y en el alma. 


Ahora, cambiemos Randy por Mickey Rourke en el texto anterior.  Funciona igual, ¿verdad?  


Esta es la mejor prueba de que el director Darren Aronofski le regaló al malogrado actor un personaje hecho a su medida. Un personaje con el que redimirse, la última oportunidad para un hombre que se convirtió en la sombra de lo que era, abocado a la autodestrucción. Y se lo regaló en el momento preciso, cuando estaba en el mismísimo borde del abismo, cuando ya nadie se acordaba de él. 


Hollywood entrona y destruye ídolos. Tal vez el mundo de la lucha libre es, en El luchador, una metáfora del star system. Y su protagonista la otra cara del que fuera icono sexual, del que trabajara con Scorsese, del que era aclamado por multitudes, del que fue expulsado del paraíso sin piedad.


Las buenas películas son aquellas que te hacen olvidarte de todo lo que te rodea  para introducirte en una historia tan real, tan conmovedora, tan magistralmente interpretada, que se queda colgada en tu memoria para siempre. Por eso Randy me despertó esta mañana, con sus heridas abiertas y su mirada de perdedor. Porque Randy ya forma parte de mi mundo interior. Inolvidable. 


El luchador retrata sin piedad, sin concesiones, la otra cara del sueño americano, en forma de estrellas olvidadas, strippers maduras, empleados de supermercados,  campamentos de caravanas y soledad. Infinita soledad.


La película se cierra con un Bruce Springsteen en estado de gracia cantando a todos esos fracasados de vidas tan malogradas como la de Randy, de los que jamás escucharemos su historia.


Sean Penn le quitó su anhelado Óscar redentor a Mickey, pero a cambio se llevó un merecedísimo Globo de Oro.


Vean El luchador

3 comentarios:

Capitán Sögul dijo...

Hola Chica C.!
Muy buena crítica de la película. También muy buena y muy recomendable.
Por cierto te informo de que, sin tu permiso, te he puesto entre mis favoritos, si quieres que te quite dímelo.

Ciao!!!

¿Quién es esa chica? dijo...

Encantada y agradecida, Sogül.

Deprisa dijo...

Me la han recomendado mucho pero todavía no he tendio la oportunidad de verla, me pasaré por el videoclub a ver si la consigo. Creo que no me defraudará.

Un saludo.