jueves, 7 de mayo de 2009

La Bien Querida: hasta el más cínico puede apreciar la belleza de las cosas simples.



El título de este post pertenece a la canción Adoro a las pijas de mi ciudad de La Costa Brava. Un irónico tributo a las niñas bien de Oviedo que bailan sevillanas y conducen coches de tres millones. Una canción deliciosa.
Quise respetar la frase original, pero deberíamos matizar el título cambiando
simples por sencillas, que no es lo mismo.

Salvando las distancias, La Bien Querida tiene en común con Fran Nixon la franqueza de sus letras, el gusto por las melodías y el ensalzamiento de lo cotidiano.

Romancero de La Bien Querida es el disco de pop sentimental perfecto, como lo es Un soplo en el corazón de Family.
Doce canciones sencillas y hermosas capaces de emocionar como una tarde de confesiones íntimas con tu mejor amiga.
Doce canciones pop, suaves como una caricia, que a ratos recuerdan a Los Planetas en su vena más folk y a ratos al Sr. Chinarro más luminoso. Ambos están detrás del proyecto, se discute si sólo como apoyo moral o como algo más. A mí me da igual, la verdad.

Pero lo que más me gusta de La Bien Querida es la historia que está detrás del lanzamiento de su primer disco. La historia de una chica que aprende a tocar cuatro acordes de guitarra, que escribe en su casa letras que claramente son el fruto de un desengaño amoroso, que dice cosas tan sencillas y rotundas como “
tengo miedo de que en un descuido me rompas de un golpe el corazón ” o “qué poca vergüenza decir que me querías”. Una chica que contacta con un productor que se enamora de sus canciones y que finalmente se enamora de ella. Así que su disco le sirve para redimirse y reconstruír su corazón herido, y es a la vez el fruto de sus penas y sus alegrías.
Una de esas casualidades maravillosas de la vida, que parece sacada de un guión endulzado de Guillermo Arriaga. Cómo encontrar el amor escribiendo sobre el desamor… interesante.

Ana Fernández Villaverde es también pintora, y curiosamente, autora de una portada de Extremoduro. A tenor de esto diré que yo he sido súper fan de ellos y creo que tienen letras llenas de sentimientos. A la gente le sorprende porque no me pega nada, supongo que me ven demasiado naïf para seguir a unos macarras que hablan de tener el mono y de presidiarios. Sin embargo yo creo que la sensibilidad tiene muchas formas y estoy abierta a todas ellas.
Pues bien, La Bien Querida dijo en una entrevista que Robe Iniesta le parece un poeta.
A mí también. Así que sólo con esa declaración me tiene conquistada.

Larga vida a La Bien Querida. Bienvenida a mi mundo interior.

Podéis escucharla en su myspace.

2 comentarios:

Raúl dijo...

Deja que comience mis, espero que muchas visitas a tu blog, agradeciéndote tus palabras en el mío.
Un saludo.

La Chica Cortocircuito dijo...

Es un honor tenerte por aquí.