martes, 10 de marzo de 2009

¿Y si cambio de idea sobre ti?


Mire usted: yo, como Astrud, cambio de idea.
Hace unos meses dediqué un post a poner a Vestusta Morla por las nubes.
Teniendo en cuenta que fue una semana de fiebre pasajera y que sus canciones hace tiempo que me aburren, estuve dándole vueltas al tema.
Y como me encanta llevar la contraria, qué mejor momento que ahora, cuando se hinchan a recoger premios, para rectificar.

Me lo dijo el otro día uno de mis pocos lectores confesos (mi contador sube como la espuma, pero sigo sin tener la menor idea de quién me lee):
“Yo escucho una canción antigua de Los Planetas y me suena tan fresca como hace diez años. Al principio me entusiasmé con Vetusta, pero ahora no me dicen nada”.
Así que a él le dedico este post. Tiene razón.

No están mal Vetusta Morla, y me alegro por su éxito, pero tampoco son para tanto. Indudablemente tienen canciones dignas, pero me cuesta ubicarles entre una versión cañí de Radiohead y los nuevos Amaral. Eso me despista, y en cuestiones musicales prefiero lo rotundo.

Eso sí, mientras le quiten discos de platino a Bustamantes y Cantos del loco, bienvenidos sean. En cuanto a mí, prefiero dedicar mi tiempo a redescubrir a The Flaming Lips y The Go-betweens.


Hay que reconocer sin embargo que el vídeo de Un día en el mundo es una maravilla. Qué precisión.
Seguro que desde que lo editaron hordas de fans rondan por la plaza de Santo Domingo, jiji.

Más que amor, lo mío con Vetusta fue un espejismo pasajero, de esos que duran una semana. Lo recuerdas con cariño, pero con el tiempo te das cuenta de que estabas equivocada.


3 comentarios:

The Great Tximino dijo...

Buena critica.

A mi me siguen encantando. Tuve una sobredosis de ellos en noviembre-diciembre (no escuchaba nada mas y encima a uno de mis compañeros de piso le dio por aprenderse "Valiente" y tocarla todo el dia).

Si que es verdad que ya no me dicen los mismo que antes, pero de ese disco la mitad de las canciones me siguen poniendo los pelos como escarpias. Y de la otra mitad solo quitaria realmente dos.

Pero para gustos los colores.

Buen blog! Un beso!

La Chica Cortocircuito dijo...

Está clarísimo que los gustos musicales son una cosa muy personal... para mí están algo sobrevalorados, pero me caen bien y tienen alguna buena canción.
Gracias por leerme!!

Tercera Opinión dijo...

Coincido con el anterior comentario, yo fue oír la canción de Copenhague y darme cuenta de que era un buen grupo.

Es normal que después de oir mucho a un grupo, después no te diga nada, pero si esperas un tiempo vuelve a decirte mucho.

A mí hay muchas de sus canciones que me parecen una maravilla.

En España parece que cuando uno tiene éxito deja de ser bueno, pero no debe ser así.

Un saludo.