sábado, 20 de diciembre de 2008

Bolaño o la lírica del outsider


Es Los Detectives Salvajes de Roberto Bolaño un viaje alucinado a través de las peripecias de una generación de jóvenes heridos por la poesía: los real visceralistas.
El escritor chileno nos ofrece un mosaico desordenado de personajes al borde del delirio o de la muerte, abanderados de una búsqueda eterna, inmersos y perdidos en las situaciones más absurdas o inverosímiles.


La narración sigue los devaneos alrededor del mundo durante 20 años de Arturo Belano y Ulises Lima, de sus amigos y amantes, de los amigos y amantes de sus amigos y amantes, de los amigos y amantes de los amigos y amantes de sus amigos y amantes … ampliando el círculo de personajes hasta extremos insospechados, lo que me recuerda un poco a la Teoría de los Seis Grados de Separación.


Es este un libro circular, como lo es Rayuela, en el que pesa más la atmósfera que envuelve las historias que el argumento en sí. El hilo conductor es débil, pero al final tenemos la sensación de que cada testimonio viene un poco a decir lo mismo: que esa búsqueda no tiene fin.


Una gran novela, una homenaje a todo lo bueno y malo que conlleva ser joven y estar perdido. Original, violenta, desesperada, divertida, perturbadora.
Es una lástima que su autor nos dejase tan pronto.


Aquí podéis leer una de sus escasas y alocadas entrevistas.


1 comentario:

Rubén dijo...

Grandísimo Bolaño, loco genial.